Febrero 2019 – El rebote se convierte en rally, ¿seguimos dentro o salimos ya?

Febrero 2019 – El rebote se convierte en rally, ¿seguimos dentro o salimos ya?

En febrero la subida de mercado iniciada a finales de diciembre se ha convertido en rally rompiendo todas las resistencias intermedias que podían confirmar un mercado bajista. Si no estamos en un mercado bajista… ¿estamos entonces en uno alcista? Los gráficos a largo plazo dicen que sí y los datos de crecimiento mundial todavía lo confirman.

Y la pregunta del millón, ¿compramos o vendemos?

Al mercado sólo le queda un escalón para llegar a máximos, en torno a un 4% para el S&P500 y 7% para Nasdaq. Para el Eurostoxx 50 los máximos quedan muy lejos (algo más del 60%) pero es que Europa no ha levantado cabeza desde el rally del 1999-2000. Si aceptamos la pérdida de competitividad europea como permanente por haber perdido el tren de la tecnología y la esperanza de un mercado europeo común fiscal y laboral y consideramos sólo los máximos de los últimos 5 años estaríamos a menos del 15% de dicho nivel. La crisis del último trimestre de 2018 nos recuerda que el mercado puede caer a corto plazo con independencia de si el fin de ciclo es real y especulado, o de si los beneficios de las empresas han subido. En ausencia de indicadores adelantados con suficiente garantía para anticipar los cambios de tendencia sólo cabe seguir una estrategia que se beneficie de la irracionalidad cada vez más frecuente del mercado: acumular los excedentes de beneficios en forma de caja en mercado alcista para reutilizarlos y aumentar el poder adquisitivo en la siguiente corrección.

Sólo cabe seguir una estrategia: acumular los excedentes de beneficios en forma de caja en mercado alcista para reutilizarlos en la siguiente corrección.

Cada cartera/inversor debe tener claro cuál es el máximo y mínimo riesgo que puede tolerar en condiciones normales de mercado (esto es a lo largo de un ciclo económico completo). En el caso de Sigma Real Return la exposición neta mercados de renta variable deberá oscilar entre 20% y 40% del patrimonio. Entramos en la crisis con un neto de 28%, el máximo de exposición al que hemos llegado durante la crisis ha sido de 39% y tras superar las últimas resistencias de mercado hemos vuelto a bajar la exposición al 32%. Esta exposición irá bajando gradualmente hasta el 20-25% a partir de alcanzar los máximos. Al final se trata de encontrar un grado de riesgo suficiente para obtener la rentabilidad objetivo con un margen de seguridad suficiente para poder incrementar riesgo cuando los mercados corrigen.

Se trata de encontrar un grado de riesgo suficiente para obtener la rentabilidad objetivo con un margen de seguridad suficiente para incrementar riesgo cuando los mercados corrigen.

En conclusión, si estás dentro, baja riesgo hasta un nivel neutral que te permita aumentar en la siguiente corrección. Si eres de los que se han perdido el rally no intentes ahora recuperar lo perdido, empieza con un nivel intermedio de riesgo que te permita incrementar más adelante. No hay nada peor que ir por detrás del mercado y en algún momento hay que ponerse por delante. Si algo ofrecen los mercados periódicamente son oportunidades de entrada. Más que sufrir la volatilidad hay que aprovecharla en nuestro beneficio. Ya que hay tantos algoritmos exagerando las valoraciones al alza y a la baja, en lugar de intentar seguirlos, saquemos ventaja de las oportunidades que nos brindan a los inversores que miramos los fundamentales.

Cerrar menú