Febrero 2021 – Rotación y alta volatilidad intramensual

Febrero 2021 – Rotación y alta volatilidad intramensual

  • Categoría de la entrada:Blog

Claves del mes

Resultado mixto en febrero. La mayor rentabilidad se ha obtenido en nuestro fondo long-only sin cobertura: SF Quality Stocks cierra el mes en +4,07% (+3,86%YTD), le sigue SF Prudent Growth, +0,96% (+2,84%YTD) y, finalmente, SFRR cierra el mes en -2,13% (-2,11%YTD), que se benefició menos de la subida inicial de mes, mientras que el MSCI World termina en +2,89% en EUR, (+2,59% YTD en EUR). 

Comentario de Mercado

Este mes comenzó con fuertes subidas de mercado por los avances en la lucha contra el Covid-19 y los buenos resultados empresariales. Especialmente buenos han sido los resultados en las empresas que han ido bien durante la pandemia, que además mantienen buenas expectativas para 2021 y 2022. La subida de mercado iba en línea con la mejora de beneficios por lo que no se ha encarecido en términos de múltiplos. Ese es el fondo de mercado tan positivo en el que están instaladas nuestras estrategias a largo plazo y nuestro posicionamiento en acciones.

La segunda parte del mes devolvimos gran parte del beneficio por la rotación de mercado hacia los sectores más castigados por la crisis. Nuestras acciones retrocedieron desde máximos y las coberturas no ayudaron mucho porque en las rotaciones el valor absoluto de los índices no suele caer de forma apreciable. El índice que peor comportamiento relativo ha tenido desde el 15 de febrero ha sido el Nasdaq, que, por otro lado, es el que mejor se comporta a largo plazo y del que no es recomendable ponerse corto.

Nuestro posicionamiento sigue siendo el de mantenernos invertidos en las empresas que más ganan a largo plazo y gestionar de forma flexible las coberturas para protegernos en las caídas de mercado. Cuando los mercados no caen, sino que rotan, lo tenemos más difícil aunque suelen ser episodios de corta duración. Nuestra estrategia en estos casos es evitar ir cortos de los sectores que más suben, aunque no los consideremos atractivos a largo plazo, y capturar rentabilidad por venta de opciones y volatilidad apoyados en el fuerte soporte que tienen los índices. Esta rentabilidad, que ahora mismo tiene poca visibilidad en el resultado global, suele añadir un beneficio importante en el acumulado del año. En esta ocasión, además, hemos añadido exposición larga a USD aprovechando el retroceso que tuvo y la mayor velocidad de Estados Unidos vs Europa para salir de las crisis.

En los actuales niveles (8 de marzo), se han abaratado mucho las compañías de mayor capitalización en S&P 500 y Nasdaq, especialmente si ajustamos su valoración por el crecimiento. Las compañías que lideran el crecimiento en capitalizaciones medianas también han retrocedido desde máximos ofreciendo buenas oportunidades de entrada. La dispersión de precios entre compañías cíclicas y las de crecimiento más secular no debería ampliarse mucho más y esperamos un comportamiento relativo mucho mejor en los próximos meses.

A nivel macro, creemos que la corrección en las compañías de crecimiento no está sustentada en una previsión de subida desordenada de la inflación, ya que los instrumentos que más directamente cotizan su evolución futura no se han movido significativamente. Los tipos a corto tampoco es previsible que suban a corto plazo y los bancos centrales mantendrán su política expansiva mientras no haya tensiones inflacionistas en el mercado laboral. La reciente caída de los bonos gubernamentales ha venido motivada, en mayor medida, por el vencimiento a finales de marzo de algunas medidas ultralaxas impulsadas por la FED como respuesta a la crisis que permitían a los bancos tener un mayor riesgo en bonos del habitual. Esta venta forzada de los bancos se confundió con un repunte de la inflación y contagió el miedo a los mercados de acciones. Aunque las rentabilidades de los bonos vayan recuperando cierta normalidad, tampoco vemos un repunte exagerado que escape al control de los bancos centrales, que ahora tienen munición ilimitada para frenarlo.

En el lado positivo, la lucha contra el Covid está muy avanzada y dando resultados tan positivos como se esperaba. Es posible que para verano veamos una reducción muy significativa (si no total en algunos países) de las restricciones de movimiento y una mayor aceleración en la reactivación económica. Esta recuperación será favorable para todos los sectores y también para aquellos que lideran el crecimiento global y de nichos de crecimiento. En estos segmentos siempre es bueno aprovechar las correcciones para entrar o añadir posición.