Julio 2019 – La FED baja los tipos… y sabía que no debía hacerlo

Julio 2019 – La FED baja los tipos… y sabía que no debía hacerlo

Todo el mes de julio ha girado en torno a la decisión de la FED sobre los tipos. Los resultados empresariales han sido buenos y los datos económicos relativos a EEUU también. Sin embargo Trump quiere más gasolina para su economía. El mercado descontaba una bajada entre 0,25% y 0,50% por las muestras de debilidad de Powell ante Trump. En nuestra opinión, no debía haber hecho ninguna bajada pero el mercado ya lo descontaba y no se atrevió a decepcionar.

«Powell bajó los tipos pero dijo que no había iniciado una senda bajista»

Al final Powell bajó los tipos 0,25% y anuló su efecto inmediatamente en su discurso. Bajó los tipos pero dijo que no había iniciado una senda bajista, que estábamos a «mitad de ciclo» (como si de verdad supiera dónde estamos), y que no tenía ninguna prisa por bajarlos más. Por otro lado anunció que adelanta 2 meses con respecto a lo anteriormente dicho la recompra de activos para mantener el tamaño del balance. Todo eso después de decir que los salarios habían subido y que los sectores menos favorecidos de la sociedad estaban encontrando empleo. La razón para adoptar una política económica contraria a los datos económicos era que veía… ¡incertidumbres!

Es verdad que los bancos centrales son como ejércitos en la niebla, tardan tanto en ver al enemigo que para cuando se deciden a disparar ya lo tienen encima. Sin embargo, la opción de disparar cuando aún no ves nada tampoco es buena porque gastas pólvora (que es limitada) sin ningún efecto. La mejor bala que tiene un banco central para contener una recesión es poder bajar tipos de una vez de forma abrupta. Eso es lo que produce un mayor impacto en el comportamiento de los agentes económicos. Si los bajas gradualmente, el mercado se acostumbra y el efecto se diluye. La prueba fue que a pesar de bajar tipos, sus palabras produjeron el efecto contrario: caída de los activos defensivos y subida del USD (que ahora mismo es una activo de riesgo en las carteras). Nuestro planteamiento era contrario al mercado (o no bajaba tipos, o si los bajaba, lo haría con la boca pequeña, como así sucedió) y estábamos bien posicionados para la reacción que provocó la FED.

«Entramos en agosto con niveles elevados de efectivo y porcentajes altos de cobertura»

¿Qué esperamos para los próximos meses? Volatilidad… Es decir, subidas y bajadas de relativa importancia. El escenario recuerda al verano del año pasado pero al revés. Entonces Trump aceleraba la economía y la FED la frenaba. Ahora Trump la frena con sus aranceles y la FED la acelera con su bajada de tipos y recompra de activos. Volvemos a pisar el acelerador y el freno al mismo tiempo. Como el ciclo no se acaba vamos a ver si lo matamos… y si la incertidumbre no llega vamos a ver si la generamos desde las instituciones.

Ante este panorama entramos en agosto con niveles elevados de efectivo y porcentajes altos de coberturas. En general estamos en el rango más defensivo que nos permite cada perfil. Seguimos viendo potencial a las compañías que crecen con poca deuda, sobrevaloradas las defensivas que no crecen o crecen poco, atractivo el USD y peligrosos los bancos. Por regiones: atractivo EEUU, desalentador Europa, repetitivo el Brexit y preocupante España.

Cerrar menú