Julio 2020 – La recuperación continúa

Julio 2020 – La recuperación continúa

Comentario de Mercado

En julio ha continuado la dinámica de recuperación iniciada a finales de marzo. Los resultados económicos y sanitarios, aunque preocupantes a corto plazo, están saliendo mejor de lo esperado y esto anima las compras. Las ingentes cantidades de dinero que están inyectando los bancos centrales están produciendo una notable inflación de precios en los activos financieros. Con la ruptura del equilibrio entre oferta y demanda en grandes sectores productivos por las limitaciones de movimiento de las personas, el dinero difícilmente fluye a la economía real. Prueba de ello es el que el incremento del balance de la FED de 4 a 7 trillones de USD en lo que va de año ha venido acompañado de una reducción de la velocidad de rotación de la masa monetaria M2 desde 1,426 hasta 1,097. Esto está produciendo enormes desequilibrios en los precios de determinados activos, por eso es clave ser muy selectivos en la calidad y potencial a largo plazo.

Uno de los efectos más llamativos de la inyección monetaria ha sido la depreciación del USD durante julio (EURUSD sube desde 1,1234 a 1,1778) y consecuente subida del Oro (1.975,86 USD por onza a finales de mes desde 1.780.96). En los fondos con cobertura hemos cubierto completamente la exposición a USD e iniciamos moderadas posiciones largas en EUR. El Oro no lo estamos comprando por ser un activo mucho más sensible a movimientos especulativos y que no siempre protege en las crisis, como se vio durante las caídas de marzo. Sí que será una buena cobertura ante una crisis sistémica de divisas o un repunte elevado de la inflación pero este no es nuestro escenario central.

En acciones, el estilo Growth ha vuelto a superar al Value (Russell 1000 Growth +2.64% vs Russell 1000 Value -1.06%). Las mayores revalorizaciones se han producido en las industrias más beneficiadas por los cambios en consumo: Healthcare, Household Appliances, Air Freight & Logistics, Homebuilding, Tech Hardware, etc. Todo productos y servicios relacionados con el mayor uso del hogar como lugar de trabajo, ocio y consumo, así como la reactivación de las especialidades sanitarias que pospusieron sus servicios por las medidas de confinamiento y restricción de movimientos. Han seguido lastrando los índices industrias como aerolíneas, oil & gas, centros comerciales y hoteles.

Los bonos tanto de gobierno como de corporates se mantienen en niveles poco atractivos de compra y seguimos sin exposición a ellos.

De cara a los próximos meses seguimos pendientes de la evolución de resultados económicos y sanitarios que esperamos que mejore y de las trascendentales elecciones americanas, que pueden producir más volatilidad que la que ahora mismo descuenta el mercado. Por un lado las encuestas dan ganador a Biden pero no sería prudente dar por enterrado a Trump con tanto tiempo por delante.

Cerrar menú