Junio 2020 – El mercado resiste

Junio 2020 – El mercado resiste

Comentario de mercado

Junio es tradicionalmente un mes negativo para los mercados por el cierre de posiciones en la etapa prevacacional y el final de la temporada de dividendos. Este año además añadía el riesgo de rebalanceo de los grandes fondos de pensiones mixtos que ayudaron a formar un suelo de mercado en marzo y amenazaban con formar un techo ahora en junio. Estos fondos buscan una proporción constante entre renta variable y renta fija, rebalanceando los desajustes a cierre de trimestre. Compraron unos 150bn de USD en marzo para subir su peso en equity y ahora tenían que vender unos 70bn para volver a su equilibrio. Por esta razón hemos ido con cierta cautela especialmente en la segunda quincena del mes aunque no hemos renunciado a nuestro escenario base de recuperación económica y hemos podido capturar gran parte de la recuperación de mercado que hemos visto especialmente en los primeros diez días del mes.

A medio plazo, nuestra visión de mercado sigue siendo constructiva. Los sectores en los que estamos invertidos están dando buenos resultados y las empresas sólidas y bien gestionadas salen reforzadas de la crisis. A nivel global esperamos que el impacto del Covid en los mercados vaya perdiendo protagonismo gracias al avance en los tratamientos y el menor índice de mortandad que se aprecia en los rebrotes de contagio. Sí vemos riesgos importantes más localizados en determinados países de la periferia europea muy afectados por el distanciamiento social y las medidas preventivas, por su exposición a sectores de ocio, turismo y comercio minorista. Por el lado positivo, el sector de la construcción, que genera mucho empleo, no está aún dando síntomas de retroceso a corto plazo por el incremento de actividad en reformas. Sí se verá afectado si las medidas anticovid se prolongan demasiado en el tiempo. Evitamos por ello la exposición a estos países, y en general estamos muy infraponderados en Europa por su menor cohesión económica y política para afrontar políticas fiscales y laborales importantes.

Nuestras regiones principales de inversión (Norteamérica, China y Norte de Europa) han mostrado una clara mejoría en los índices de intención de compra manufacturera y no manufacturera. La actividad se va restableciendo y los sectores de crecimiento en los que invertimos muestran una perspectiva muy positiva. Puede añadir algo de volatilidad la proximidad de las elecciones americanas para la segunda parte del año y la gestión que hagan los gobiernos americanos, chino y europeos post-covid. Subidas agresivas de impuestos frenarán la recuperación y un recrudecimiento de la guerra comercial con EEUU-China podría propiciar correcciones de mercado dentro de la tendencia positiva que ahora mismo vemos.

En Emergentes hay que estar muy atentos a India y Brasil, por la dificultad que tienen para promover el distanciamiento social en las grandes urbes. De momento nos mantenemos más concentrados en China y países limítrofes con más exposición a tecnología y servicios con muy buena perspectiva a futuro, que nos permiten seguir con un foco más a largo plazo.

El EURUSD gana terreno por la disminución de riesgo percibido en el mercado. En las carteras con gestión activa de divisa hemos pasado de estar largos USD durante la crisis a estar largos EUR en esta fase de mercado.

La volatilidad de las opciones del S&P500 (VIX) ha bajado a niveles cercanos a 30 después del repunte de junio. Sigue siendo muy alta y una fuente atractiva de rentabilidad que vamos capturando en SFRR y SFPG para reducir el coste de la cobertura.

Nuestra valoración del trimestre es muy positiva por la evolución que están teniendo los mercados y la robustez que están demostrando en las correcciones. Con un objetivo de largo plazo sigue siendo muy atractivo invertir con los índices aún por debajo de máximos, ya que éstos se superarán cuando el riesgo disminuya gracias a la gestión empresarial y la inyección de liquidez de los bancos centrales.

Cerrar menú