Mayo 2022 – Mes muy volátil con señales de sobreventa

Mayo 2022 – Mes muy volátil con señales de sobreventa

  • Categoría de la entrada:Blog

SFRR cierra el mes en -2,18% (-22,62% YTD), SFPG -3,01% (-28,72% YTD) y SFQS

-2,62% (-20,30% YTD) vs MSCI World -1,87% en EUR, Nasdaq Composite -2,06% y Nasdaq 100 –1,65%. (-22,54% YTD).

En mayo continuó la senda bajista hasta el día 20, fecha en la que se inició un rebote sin mucho volumen hasta final de mes. Se alcanzaron fuertes niveles de sobreventa en mercado, pero la especulación sobre futuras subidas de tipos de interés y la falta de avance en el control de los precios siguen pesando sobre las valoraciones.

Posicionamiento de los fondos:

Durante el mes hemos seguido bajando riesgo y exposición a renta variable incrementando liquidez y coberturas, lo que nos restó algo de recuperación en el rally de final de mes.

En SF Real Return llegamos a bajar la exposición neta a bolsa a cerca del 10% y ahora se sitúa en torno al 30%. El 50% del fondo está en liquidez al estar fuera de riesgo la estrategia de Tactical y haber reducido exposición a las compañías más sensibles a la subida de tipos de interés. Iniciamos además posición en oro y yen como protección adicional en caso de que la situación económica empeorara.

En SF Prudent Growth llegamos a acumular un 25% de liquidez durante el mes. Ahora se sitúa en torno al 16%. Hemos seguido concentrando la exposición en compañías de balances sólidos y alta calidad sin renunciar al crecimiento. Las previsiones de las compañías para los próximos trimestres han dejado de empeorar y mantienen expectativas moderadamente optimistas sobre la cadena de suministros y mantenimiento de la demanda.

Características cartera Growth:

  • Crecimiento ventas 2020: +10%
  • Crecimiento ventas 2021: +32%
  • Crecimiento estimado ventas 2022: +20,1%
  • Potencial de revalorización hasta alcanzar ratio precio-ventas medio de los últimos 5 años: +47%
  • Caída potencial hasta mínimo de ratio precio-ventas de los últimos 5 años: -9%

En SF Quality Stocks la liquidez acumulada llegó al 20% y ahora se sitúa en torno al 11%. El perfil de compañías en este fondo es el de mejor equilibrio calidad-crecimiento, con un 80% de exposición a USD, que está ayudando a reducir la volatilidad del fondo.

Características cartera Quality:

  • Crecimiento ventas 2020: +5%
  • Crecimiento ventas 2021: +27%
  • Crecimiento estimado ventas 2022: +20,3%
  • Potencial de revalorización hasta alcanzar ratio precio-ventas medio de los últimos 5 años: +44%
  • Caída potencial hasta mínimo de ratio precio-ventas de los últimos 5 años: -3%

Después del rally tan volátil que hemos vivido en la fase de recuperación post-pandemia y la fuerte corrección desde inicio de año, volvemos a ver valoraciones atractivas en compañías de muy alta calidad y crecimiento secular que va más allá de los ciclos económicos de corto plazo. Sin embargo, la dinámica del mercado sigue bajista así que preferimos esperar antes de incrementar exposición. La crisis de mercado actual es producto del exceso de estímulo monetario, la falta de oferta y una reactivación abrupta de la demanda que ha producido desajustes en las cadenas de producción y distribución que están en vías de normalización. Hasta que eso ocurra seguiremos viendo mucha volatilidad en las valoraciones y continuas rotaciones entre los sectores más beneficiados y los más castigados por la inflación actual.

El mercado siempre busca un equilibrio de valoración en el que los compradores ven suficientemente recompensados los riesgos por la rentabilidad que obtienen a medio y largo plazo. Cuanto mayores son los riesgos conocidos, mayor es el potencial alcista que tendremos en la fase de recuperación. Ahora estamos en la fase final del ciclo, con inflación y exceso de demanda. Sin embargo, las crisis son más cortas que los periodos alcistas; se pasa muy rápido de final de ciclo a recesión y enseguida a recuperación por el nivel de intervencionismo que han asumido los bancos centrales. El mercado anticipa mucho y probablemente veamos los mínimos antes de que se confirmen los datos que anuncian si la economía se va a contraer o no. En las últimas semanas hemos visto cómo el comportamiento relativo de nuestras carteras de acciones mejoraba frente a índices con relación al inicio de año. Es el primer paso para empezar a ver cierta estabilización en el mercado, que volverá a buscar compañías con crecimiento atractivo en cuanto remita la especulación sobre materias primas y energía. Para ver un cambio significativo de paradigma de mercado antes tendremos que ver una mejora en los datos de inflación que permita a los bancos centrales reducir su presión restrictiva.

La nota más positiva del entorno macro viene de China, que ha iniciado su reapertura desde la última ola de Covid y está en una fase del ciclo en la que se justifican medidas monetarias más laxas que podrían favorecer el crecimiento de su economía, muy ralentizado por la continua intervención estatal en el sector privado. A pesar de ello, no se puede ignorar la tensión creciente entre China y EEUU por la autonomía de Taiwán, que es estratégica para la industria de semiconductores. Estas tensiones podrían dificultar la colaboración entre las dos principales potencias mundiales para afrontar los retos actuales.

La invasión de Ucrania por Rusia ha entrado en una fase de enquistamiento con avances mucho más lentos y mayor desgaste económico para las partes. Rusia persiste en su enfrentamiento contra el mundo occidental utilizando la exportación de energía y materias primas como medida de presión. Por ahora no esperamos ver ningún gesto de diálogo mientras la situación económica no sea más apremiante para el invasor. El impacto económico más visible de este conflicto está en los precios de la energía, pero para los países en desarrollo es igualmente grave el precio del grano y productos agrícolas que podría provocar revueltas sociales en los colectivos más vulnerables.

En divisas se aprecia la divergencia entre bancos centrales: la FED, más restrictiva, favorece el fortalecimiento del USD. En el lado opuesto está Japón, que mantiene políticas expansivas y dice que la inflación es transitoria. El BCE se sitúa en el medio, aún expansivo para ayudar a las economías europeas pero anunciando subidas de tipos, lo que ha permitido que el Euro no caiga tanto como el Yen. Los desequilibrios macroeconómicos tienen su reflejo en todos los activos y las tendencias marcadas desde principio de año pero, en estos niveles, hay que considerar también el riesgo de reversión a la media que se podría producir ante cualquier cambio significativo.