Rotación Growth to Value: levanta el pie del acelerador

Rotación Growth to Value: levanta el pie del acelerador

Ayer se produjo una fuerte rotación Growth to Value, algo que recuerda a cómo empezó la corrección de mercado en octubre de 2018.

Una rotación Growth to Value se produce cuando los inversores venden acciones con un crecimiento en beneficios superior a la media de mercado (que suelen cotizar a múltiplos también superiores a la media) porque piensan que su momentum está agotado a corto plazo. El dinero reembolsado busca inversiones que ofrezcan rentabilidades más atractivas o sectores temporalmente más deprimidos para intentar aprovechar su recuperación futura. Éste segundo tipo de inversiones suelen estar más presentes en las carteras Value. A priori se podría pensar que aumentar la exposición a Value podría proteger y que las acciones cíclicas pueden compensar a las de crecimiento pero la realidad es que no suele ser así.

¿Por qué suelen ser malas noticias una rotación de este tipo a corto plazo tanto para Growth como para Value?

Primero porque los principales índices del mundo tienen un sesgo Growth (S&P 500 y Nasdaq). Pesan más las acciones con más capitalización, mayor crecimiento de beneficios y mejor momentum, como los gigantes tecnológicos.

La caída de los índices acaba provocando aversión al riesgo (flight to quality) y acaba haciendo caer las acciones de value también.

¿Cómo protegerse de esto?

Tradicionalmente, bajando exposición a mercado, aumentando cobertura a través de derivados de índices, aumentando USD, comprando bonos y/o compañías defensivas.

En la situación actual, los bonos y compañías defensivas han subido tanto que ofrecen una protección muy limitada y un riesgo alto de producir pérdidas ya que son parte de los activos de momentum que ahora podrían torcerse.

Queda por tanto, bajar exposición, rebalancear carteras para reducir el sesgo de estilo, aumentar USD y esperar a que el mercado se decante al alza o a la baja para reposicionar.

Básicamente, tenemos curvas sin señalizar por delante, mejor entrar despacio y acelerar cuando veamos la salida.

Cerrar menú